NOTICIAS

Yoga en la cárcel La Modelo de Barcelona:

Liberar la mente cuando vivimos privados de libertad

viernes 30 de marzo de 2012

 

 

El Programa Respira Alegría, que ofrece clases de yoga gratuitas a personas sin recursos y en exclusión social, comenzó también con las clases de yoga en el Centro Penitenciario de Hombres de Barcelona La Modelo. Gracias al apoyo y a la colaboración de los educadores del centro y de los voluntarios Sattva Caru y Alfredo Albella, realizamos ahora clases semanales con los internos del centro. Alfredo comparte con nosotros la experiencia...

 

Liberar la mente cuando vivimos privados de libertad, entre rejas, en la cárcel. Con esta idea inicio una nueva experiencia en mi vida dando clases a los presos de la cárcel Modelo de Barcelona.

 

Sólo la entrada me impresiona: un juego de puertas y rejas, controles, ir y venir de presos hacia los juzgados con las esposas puestas, entrada de alimentos y necesidades primarias. Esto es como un pueblo con más de mil habitantes y todos esperan juicio.

 

Una vez dentro, sin la documentación, sin móvil, sólo una acreditación me distingue del resto, de los presos. Entonces una  sensación me invade sin saber por qué... me siento culpable y la desolación parece helar mis venas... menos mal que dos horas despues yo estaré afuera. Ahora lo tengo claro, aquí no voy a juzgar a nadie. Lo cierto es que estoy rodeado de delincuentes y no sé quién es quién, ni cuál su delito. Pero una cosa está clara, ninguno es rico.

 

Cruzamos el patio y entramos en el teatro. Allí estaban unos treinta seres humanos. Les miro a los ojos y lo veo, en la gran mayoría, un palpable deseo de transformación, esperanza, ilusión. Hay un poco de alboroto, la clase empieza y poco a poco aparece la calma, las risas, las ganas de esforzarse e, incluso en aquellos que nos miran con desafío, disminuye la tensión y se muestran más cercanos.

Una vez más el yoga me sorprende y ante el público más escéptico. La sensación es inmediata. Les gusta y quieren más.

 

Ahora llevamos un mes y los alumnos son cada vez más respetuosos, tanto conmigo como con Sattva, la otra profesora que me acompaña en esta experiencia, una mujer dirigiendo una clase en una cárcel de hombres.

 

Como profesor lo tengo claro, necesitan y quieren disciplina. Han abrazado el yoga porque ven en él una herramienta en la que la disciplina no está reñida con la belleza. Respiran y activan el cuerpo y la mente con consciencia. Sudan, se divierten, se desahogan, expulsan ira interior, se les despierta una sonrisa, se oxigenan y sobre todo conectan con su oasis particular, con su verdadera esencia.

 

Ahora lo tengo claro, sólo he de ser espontáneo, divertirme y la técnica del yoga hará su trabajo. ¡Funciona!

 

Gracias a los educadores sociales de la cárcel Modelo por su gran implicación.

 

Gracias a los alumnos que asisten por su afán de transformación.

 

Y gracias a World Prem por esta magnífica oportunidad.

 

 

Alfredo Albella

Equipo World Prem

 

 

---------

 

Las clases de yoga gratuitas del Programa Respira Alegría se realizan gracias a tu colaboración y a tu energía. Si quieres donar una esterilla o un cojín para las clases, escríbenos a oneheart@worldprem.org Si quieres apoyarnos económicamente para poder seguir dando las clases, haz click aquí  ¡Muchas gracias por tu colaboración!

 

Asociación World Prem | Yoga para personas sin recursos y en exclusión social | All rights reserved ® Todos los derechos reservados | oneheart@worldprem.org